El Paraíso de los Trabajadores

Por Ramón Salcido No pasan de moda los políticos que insisten en que por si solos, pueden generar un “Paraíso de los Trabajadores” aquí en la tierra, fieles a...
trabajadores

Por Ramón Salcido

No pasan de moda los políticos que insisten en que por si solos, pueden generar un “Paraíso de los Trabajadores” aquí en la tierra, fieles a sus creencias inmanentistas, que niegan la trascendencia del espíritu y el alma humana.
El mundo sigue viendo y en el peor de los casos, siguiendo a personajes que se sienten como si fueran un Mesías, donde afirman que llegando ellos al poder, todo cambiará de la noche a la mañana, como si trajeran una varita mágica.
En el tercer mundo, -así como en el primero, aunque con métodos económicos distintos-,  son varios los ejemplos de sujetos que afirman que harán grandes a sus países y que los trabajadores volverán a tener lo que antes tuvieron, o bien que los desposeídos tendrán todo…fácil y a la mano.
Lo malo, es que los ejemplos de quienes lo intentaron, lograron su objetivo de crear una sola clase social: puros pobres y sistemas políticos totalitarios, donde sus líderes buscan perpetuarse a toda costa en el poder.
Ahí tenemos a Venezuela, Cuba y hasta Bolivia, con presidentes creyentes del Paraíso de los Trabajadores, que en todos los casos resultó en un verdadero infierno en vida, sin libertad y con escasez hasta de papel de baño.
En esos países no solo hay escasez, hay persecución de la oposición, con el encarcelamiento de los líderes sociales, y la prensa no escapa a los dirigentes del sistema, ya que es acallada, vilipendiada y desaparecida.
Luego resulta muy difícil quitarlos de donde fueron puestos por el pueblo, convirtiéndose en verdaderos verdugos,  con amplio poder militar, policiaco, político, muy peligroso en sus manos.
Todo aquel que se oponga al “Paraíso de los Trabajadores”, es satanizado, por la simple razón de que se opone al cielo mismo que han creado en su mente.
Dijimos que también en el primer mundo existen ese tipo de sujetos, y los hay, no olvidemos que Estados Unidos tiene en el poder a un hombre que llama mentirosa a la prensa,

bombardea países sin medir las consecuencias y afirma que logrará hacer de ese país, “Great Again”.
La realidad es que los cambios que nuestros países requieren, no dependen de un solo hombre, y mal hiciéramos si así pensáramos.
Los cambios, -sobre todo los económicos-,  dependen de que existan condiciones para que las personas puedan abrir negocios sin persecución u hostigamiento de gobiernos, de que haya libertad y garantías de seguridad, programa de apoyo a pequeños y medianos empresarios, gasto eficiente del gobierno con inclusión, entre otras cosas.
Mucho cuidado debemos tener los mexicanos de no caer  en el discurso fácil, de aquellos que todo critican y cuando llegan al poder resultan ser peores que lo que criticaban, ya después es muy difícil lograr que se vayan.
Bien lo dice el viejo refrán, “Es muy fácil ver los toros desde la barrera”.

Categorias
EditorialOpinión

Deja un comentario através de tus Redes Sociales

NOTAS RELACIONADAS

  • VIOLENCIA

    Por qué la espiral de violencia

    JOSÉ BUENDÍA HEGEWISCH A Verónica Guadalupe “N” la lapidaron en La Biznaga, no en un zoco del Estado Islámico o en Afganistán, sino en el barrio metropolitano de Nicolás...
  • elecciones3

    El precio del voto

    Por: Martín Espinosa Dos factores inciden en el aumento que ha tenido de seis años a la fecha lo que nos cuesta nuestra “incipiente” democracia: el incremento en el...
  • escena crimen

    La arena movediza de la inseguridad

    Jorge Fernández Menéndez La mayoría de los gobernadores acepta que se requieren reformas legales para avanzar en los sistemas de seguridad, pero no presionan a sus legisladores para que...
  • elecciones conteo votos

    Sí votas, pero no eliges

    Abel Alcalá Luego de observar la manera en que se prepararon, se realizaron y se dieron los resultados de las elecciones para gobernador de Coahuila el domingo 04 de...