Avalan diputados Ley de Seguridad Interior

CDMX.- La Cámara de Diputados aprobó con 215 votos a favor, 101 en contra y 4 abstenciones la Ley de Seguridad Interior que regula la participación de las Fuerzas...
camara diputados

CDMX.- La Cámara de Diputados aprobó con 215 votos a favor, 101 en contra y 4 abstenciones la Ley de Seguridad Interior que regula la participación de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad pública y la envió al Senado para su análisis y ratificación.
La Comisión de Gobernación aprobó el dictamen a primera hora de esta jornada y el pleno avaló un acuerdo de la llamada Junta de Coordinación Política para modificar el orden del día para incluirlo y discutirlo.
Durante el debate se rechazaron mociones suspensivas de diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena), informó la Cámara en un comunicado.
Al fundamentar el dictamen ante el pleno, la diputada Mercedes del Carmen Guillén Vicente, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y presidenta de la Comisión de Gobernación, dijo que esta ley representa una “respuesta idónea” a los nuevos y complejos escenarios de inseguridad que hay en el país.
Ernestina Godoy Ramos, de Morena, rechazó el dictamen al considerar que el mismo “avala la militarización” del país al otorgar autonomía a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.
La Ley de Seguridad Interior fue aprobada un día después de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, le pidiera al Congreso atender con urgencia esta iniciativa para darle certidumbre a las Fuerzas Armadas y a la sociedad.
Las Fuerzas Armadas han asumido tareas de seguridad pública durante la última década desde que salieron a las calles en el marco de la guerra contra las drogas emprendida por el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012).
La nueva Ley de Seguridad Interior destaca que la aplicación de la ley le corresponderá a las Fuerzas estatales y federales y que sólo “cuando la gravedad de la situación lo amerite y como último recurso del Estado, a las Fuerzas Armadas”.
Señala que toda intervención de Fuerzas Federales y Armadas estará sujeta a una temporalidad específica que no excederá de un año y únicamente podrá ser extendida por acuerdo presidencial si subsisten las amenazas que la motivaron.
La ley aprobada por los diputados precisa que las movilizaciones de protesta social o de carácter político-electoral “que se realicen pacíficamente” bajo ninguna circunstancia serán consideradas como amenazas a la seguridad interior.

Categorias
Nacional

Deja un comentario através de tus Redes Sociales

NOTAS RELACIONADAS