En Tahmek sólo dos de seis candidatos a alcaldes sin “historial negro”

En el municipio de Tahmek sólo dos aspirantes a ocupar la presidencia municipal se “salvan” de no contar con un historial negro y no ser mal vistos como los...
tAHMEK

En el municipio de Tahmek sólo dos aspirantes a ocupar la presidencia municipal se “salvan” de no contar con un historial negro y no ser mal vistos como los clásicos casicazgos del pleito eterno por el poder heredado.

Se trata de José Roberto May Can, abogado, egresado de la Uady, candidato del Partido Nueva Alianza (Panal) y quien hoy encabeza la preferencia municipal a grado tal, que el aspirante a gobernador por la alianza Panal-PRI, Mauricio Sahuí Rivero lo respalda abiertamente.

El segundo es el ingeniero Esdras Pech Pech, abanderado de Morena y quien no cuenta, junto con May Can con un expediente “negro” a diferencia de los otros cuatro contendientes al mismo cargo. Pese a que el seguidor de López Obrador se ha aliado con conocidos maleantes de la zona, lo que le ha mermado todavía más su escasa popularidad.

Después de estos dos perfiles, siguen en lista cuatro aspirantes que han gobernado con anterioridad, y lo han hecho dejando endeudado al municipio, “inflando” obras, e incluso, algunos como en el caso de la hoy abanderada del Partido Acción Nacional (PAN) fue vista como una mala ex alcaldesa y es conocida agiotista en el pueblo.

Neyda María Heredia Leal, candidata de Acción Nacional, ya gobernó como alcaldesa en el periodo 2007-2010, y heredó al cabildo subsecuente una deuda de más de tres millones de pesos. Deuda encontrada y denunciada por la presidencia municipal posterior.

Además desde 2010, Heredia Leal cuenta con una demanda ante la subprocuraduría Especializada en Delitos Electorales por presuntos hechos delictivos de carácter electoral para favorecer al candidato del blanquiazul que aspiraba a sucederla.

Datos de la denuncia revelan que la hoy aspirante a un nuevo periodo por Acción Nacional, en ese entonces alcaldesa, operó la compra de credenciales de elector a cambio de material para construcción.

En registro de la querella presentada por el PRI, se asienta que en vehículos de las empresas BAAGSA y Construrama, ambas del giro de la construcción con placas YP 45236 y YN 43046 respectivamente, Heredia Leal, operó personalmente la compra de votos en el proceso del 2010.

Además es conocida en el pueblo como agiotista vil, que se ha hecho de propiedades en Tahmek prestando bajas sumas de dinero a pobladores, que al verse rebasados por los altos intereses que exige la ex edil, perdieron hasta sus viviendas.

Otra aspirante es Martha Patricia Silveira Puerto por el Partido Movimiento Ciudadano, quien gobernó Tahmek del 2012 al 2015. Silveira Puerto se caracterizó por “intentar” sacar al municipio de la deuda heredada por Heredia Leal, pero que al final trascendió como una presidente municipal que presuntamente desvió recursos económicos del ayuntamiento.

Silveira Puerto reportó en su periodo la construcción de una Concha Acústica, que costó 3.1 millones de pesos, obra millonaria que para la comunidad y a todas luces fue “inflada” debido a la mala calidad de los materiales implementados en la misma y su reducido tamaño.

La obra fue emitida el 26 de marzo de 2015 con el número de Licitación Pública Nacional: LPN-TAHMEK/01-2015, asentada en el Diario Oficial de la Federación el mismo día.

Le sigue en la lista el actual presidente municipal por el Partido Verde Ecologista (Pvem), Juan José Gamboa Cetina, aspirante a reelección por el mismo instituto político. Quien pasó de iniciar su periodo 2015-2018 como el prometedor y el más joven alcalde a sus 32 años de edad en 2015, a ser el más odiado de la campaña actual, por sus nulas acciones en favor del municipio.

A Gamboa Cetina, le pesan una larga lista de acusaciones en diferentes temas. Comenzando por fraude por expedir cheques sin fondo por hasta $ 600 mil pesos denunciado por María Escobedo, en carpeta de investigación abierta por la Fiscalía General del Estado número G-1/3485/2018.

Además la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (Asey), encontró a penas un año después de iniciada la gestión de Gamboa Cetina, irregularidades o presuntos desvíos económicos en sus cuentas públicas junto con otros 17 presidentes municipales. En el caso Gamboa Cetina la cuenta fue de 481 mil pesos de los cuales se desconoce su paradero o destino final de ese dinero.

Por si fuera poco en abril de 2017, los integrantes de la asociación civil “Colectivo Fuerza”, fueron amenazados por Gamboa Cetina con usar a la policía municipal para “darles una calentadita” por realizar acciones sociales en ese pueblo, incluso acciones que son obligación del edil, como el bacheo de las calles en mal estado.

Por último se encuentra la abanderada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lilia Maribel Silveira Puerto, quien prácticamente fue abandonada a su suerte no solo por el mismo PRI, sino por los militantes de ese partido luego de resultar electa como candidata por encima de otros aspirantes con mayor aprobación que ella.

En una “extraña” dictaminación de la Comisión Estatal de Procesos Internos del PRI, en el Predictamen Segundo, se lee, entre otras cosas que Silveira Puerto fue aspirante única, y por lo tanto “la militante Lilia Maribel Silveira Puerto” no requerirá la fase previa (referente a una evaluación), y su trámite avanzará de manera directa a la jornada de registro (como candidata a presidente municipal).

Tal resolución estatal del PRI, encendió la inconformidad de sus militantes en Tahmek, por lo que a Silveira Puerto, se le ve haciendo campaña prácticamente sola.

Dígase de paso que las abanderadas de Movimiento Ciudadano y PRI, son las hermanas Silveira Puerto, como se puede constatar líneas arriba, y en un aspecto más del clásico cazicasgo que aún reina en algunos municipios, buscan asegurar el poder para la familia de cualquier forma y por cualquier partido político.

Categorias
Yucatán

Deja un comentario através de tus Redes Sociales

NOTAS RELACIONADAS