Elementos de la Policía Federal adscritos a la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), en coordinación con personal del Instituto Nacional de Migración, rescataron a 30 centroamericanos que eran trasladados de manera ilegal a bordo de tres vagonetas sobre la carretera Saltillo-Torreón.

Los migrantes de origen salvadoreño y hondureño viajaban en la parte trasera de los vehículos, que fueron detenidos luego de elementos federales detectaran que tenían vidrios polarizados que impedían ver al interior.

Los agentes detuvieron a los conductores para informarles de su falta al Reglamento de Tránsito en Carreteras y Puentes de Jurisdicción Federal a la altura del tramo Libramiento Norte de La Laguna, en Torreón.

Al realizar la inspección, los policías encontraron a los migrantes, quienes no pudieron acreditar su estancia legal en el país.

Los centroamericanos fueron llevados a las instalaciones de la subdelegación del Instituto Nacional de Migración, ubicado en Torreón, Coahuila, y los probables tratantes fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación.