Chivas campeón del futbol mexicano

GUADALAJARA, JALISCO.- Desde al 28 de mayo, en la Liga MX, quedó escrito que Chivas derrotó al equipo más poderoso de este país para proclamarse campeón en el Clausura...

GUADALAJARA, JALISCO.- Desde al 28 de mayo, en la Liga MX, quedó escrito que Chivas derrotó al equipo más poderoso de este país para proclamarse campeón en el Clausura 2017.

El título de Liga 12 para el Guadalajara llegó envuelto en oro y con etiqueta de hazaña. Vencieron 2-1 a Tigres para un global de 4-3.

De tajo, el Rebaño cortó la supremacía del América como máximo campeón del futbol mexicano, cortó una sequía de 10 años sin título de Liga, se proclamó como el primer elenco en lograr el doblete en la era moderna —Copa y Liga en el mismo semestre—, y además ganó su primer título en la que desde 2010 es su nueva casa.

Por si no fuera suficiente todo ocurrió ante el delirio de más de 45 mil aficionados en su estadio, con pasajes de buen futbol, con sobredosis de estamina, y hasta con polémica arbitral en el último suspiro del cotejo.

Batalla sin cuartel

Matías Almeyda se decidió por una sola modificación que sonaba arriesgada. Jair Pereira, que en la ida de los Cuartos de Final había salido lesionado por un problema muscular, fue titular en la zaga central del Guadalajara.

Lejos de pensar en sentar a Carlos Salcido, el técnico se decidió por poner al de Ocotlán como volante de contención junto al “Gallito” Vázquez, sacrificando a Michael Pérez respecto al cuadro que jugó en Monterrey.

Otra vez Chivas pareció regalar la pelota al rival, pero sólo hasta donde el Rebaño quiso.

Sin ser mejor en el trámite del juego, Chivas tomó la ventaja al minuto 17 en un gran trazo de Oswaldo Alanís, quien detectó el movimiento de Alan Pulido por derecha. El 9 del Rebaño contactó el esférico en el área de manera correcta, para cruzar a Nahuel Guzmán y desatar la locura en el estadio rojiblanco.

Guadalajara se comportó a la altura y así se fueron al descanso.

Drama y festejo

En el complemento, Tigres fue aún más frío, pero el Rebaño fue fuego.

Apretó al Tigres, y llegado el momento decidió trasladar la pelota a cancha del rival, es decir, lejos de su portería. No cometió errores en sus despejes y cuando se equivocó, Cota estuvo atento, como en aquella gran atajada cuando Sosa quedó frente a él.

Al minuto 70 los rojiblancos asestaron la segunda puñalada. El “Gallito” Vázquez, que se había olvidado que era un gran tirador de media distancia con el León, jaló del gatillo por primera vez en el Rebaño tras un rechace al centro de Pizarro. La pelota pasó cerca de la cabeza de Orbelín, pero fue el colombiano Meza quien desvió para que el esférico terminara en las redes para el 2-0.

La historia no podía terminar sin drama. Primero, al 88’ Sosa puso el 2-1 en un gran disparo afuera del área.

La historia de la ida parecía repetirse en el último suspiro del tiempo añadido, pero el silbante no marcó una falta de Pereira sobre Sosa en el área.

 

Categorias
Deportes

Deja un comentario através de tus Redes Sociales

NOTAS RELACIONADAS